Los mañegos celebran por todo lo alto el día de San Martiñu

Las boigas mañegas cobran en esta fiesta un ingente protagonismo al ser los centros neurálgicos de reunión donde poder degustar el ya mencionado caldo, junto con aperitivos de todo tipo y diversos platos elaborados

San Martiñu llena las calles mañegas de fiesta. CEDIDA
San Martiñu llena las calles mañegas de fiesta. CEDIDA

Desde el jueves día 10 de noviembre se auguraba para los mañegos que la celebración en honor al patrón de su localidad, San Martín de Trevejo, gozaría este año de una soberbia notoriedad. La devoción por el Santo que a esta fiesta otorga su nombre, San Martiñu, acompaña a los mañegos desde tiempos pretéritos. Esto es debido a que la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, orden militar que durante tanto tiempo controló estos lares, sentía una profunda piedad por el venerable San Martín de Tours, al cual rendían un especial honor que injerta sus raíces en el Medioevo.

Aún se conserva de aquellos tiempos el gran respeto a este Santo, que ha bautizado a la Iglesia Parroquial de la villa, y cuya devoción adquiere aspecto tangible en la procesión  que el pasado viernes día 11 tuvo lugar por las vías de la localidad. Sin embargo, con el transcurrir del tiempo, nuevas gozosas prácticas se fueron añadiendo a esta celebración. Así, los mañegos han disfrutado día y noche durante todo el fin de semana de una festividad disfrutada en fraternidad, donde no ha faltado la buena comida y el abundante vino de pitarra de la zona.

Las tradicionales bodegas que tanto distinguen a San Martín de Trevejo, aguardan con impaciencia esta fecha para poder lucir sus rústicas decoraciones ante un impetuoso público. Las boigas mañegas cobran en esta fiesta un ingente protagonismo al ser los centros neurálgicos de reunión donde poder degustar el ya mencionado caldo, junto con aperitivos de todo tipo y diversos platos elaborados. Asimismo, no faltaron las actuaciones musicales para animar a los mañegos y el ofrecimiento por parte del Ayuntamiento de panceta, castañas asadas, vino y aguardiente. Con todo esto, no es de extrañar, que hasta un grupo de gallegos gaiteros enamorados de San Martín de Trevejo no quisieran perderse esta primorosa celebración.

 

 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481