Sistemas alternativos de pago: más allá del dinero oficial

Unas 70 monedas locales por toda España circulan complementarias al euro y se utilizan como instrumento de intercambio sin ánimo de lucro, tabla de salvación para los que andan escasos de euros o incluso para emprendedores que pueden ofrecer sus productos y servicios bien sean éstos de producción artesanal, casera o profesional

Asociación de consumidores ACUEX
Asociación de consumidores ACUEX

La moneda podría dejar de ser necesaria para realizar cualquier tipo comercio, las nuevas tecnologías podrían hacer posible reemplazar a corto plazo el dinero tal y como actualmente lo conocemos por otras formas de pago. 

Se calcula que en el mundo hay más de 4000 formas de pago alternativas. En España la crisis ha hecho florecer sistemas de pago alternativos como Jara, Boniato, Res o  Expronceda, en Almendralejo,  que utilizan  asociaciones, empresas y autónomos para intercambiar productos y servicios entre si .  La intención es dinamizar la economía local, generar riqueza en la ciudad,  a la vez que se ayuda a los más necesitados. 

La sombra de la crisis es muy larga y gracias o a pesar de ella, están surgiendo nuevas iniciativas y modelos de negocio que exigen un  perfil ético a  la banca y la finanzas imprescindible como  herramienta de inclusión social.   Y surgen nuevos conceptos, Innovación bancaria, Economía colaborativa, inclusión financiera, bancos de tiempo, sistemas de trueque o monedas sociales. La idea está se inspirada en el modelo Chiemgauer, una moneda complementaria implantada en 2003 en Baviera y que en 2013 había movido más de seis millones de euros. Iniciativas sociales que países como Alemania Francia  e Inglaterra vienen funcionando desde hace tiempo y que han dado un vuelco al concepto del dinero y la transformación de los servicios financieros.

La escasez de dinero ya no es excusa para quedarse quieto, Julio Gisbert dice que “es escaso el dinero legal, pero el dinero local, el dinero que podemos crear nosotros es tan abundante como nuestros propios recursos,” y destaca que las comunidades “están creando su propio dinero exclusivamente como herramienta de intercambio, sin esa característica que tiene el dinero legal de ser depósito de valor. El dinero social no interesa acumularlo, por eso dispone de reglas de juego que favorecen la circulación de la moneda y evitan la especulación.

Distintas comunidades  y ayuntamientos han manifestado su intención de impulsar  un plan piloto para la implantación de una moneda local, con objetivos claros: el fomento del comercio de proximidad en los propios barrios, los beneficios sociales que pueden conllevar,  el aumento del empleo y por consiguiente,  la riqueza.

Unas 70 monedas locales por toda España circulan complementarias al euro y se utilizan como instrumento de intercambio sin ánimo de lucro, tabla de salvación para los que andan escasos de euros o incluso para emprendedores que pueden ofrecer sus productos y servicios bien sean éstos de producción artesanal, casera o profesional. Internet se ha convertido en una herramientas imprescindible para difundir nuevas formas de compartir u ofrecer bienes y servicios,  intercambio,  de tiempo, trueque, permutas, regalos, etc.   

El mayor beneficio de este tipo de formas de pago es que no se puede acumular, tiene una cantidad limitada  de usuarios, por lo que no podría dar lugar a la especulación, adiós a las  burbujas económicas. Pero también tiene inconvenientes y es el escaso número de usuarios,  y un área de utilización limitada; por ello la alternativa es usar la moneda local como complemento al  euro y la comunidad internacional.

238 comunidades españolas se encuentran registradas en CES  Sistema de Intercambio en Comunidad,  una forma de intercambio que proporciona los medios para que sus usuarios intercambien bienes y servicios entre todas las monedas sociales registradas a nivel mundial, de formas tanto locales como internacionales.  Podría ser descrito como un comercio complementario global en red que se maneja sin dinero que pretende fomentar el comercio justo y ético, proteger el medioambiente y sobre todo hacer frente a algunas  políticas  de los bancos centrales. 

Desde hace varios años se vienen celebrando  distintos eventos en toda España como los
“Encuentros de Monedas Locales”  con el fin de dar a conocer nuevas monedas y proyectos y según los expertos esta antigua y nueva forma de pago ha vuelto para quedarse. 

IMAGEN extraída del blog "Trasició vng"

 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481