Ya lo decía Hipócrates: el cerebro es el responsable exclusivo de las alegrías, los placeres, la risa, la pena, el desaliento y las lamentaciones. Gracias a él adquirimos sabiduría y conocimientos. Alrededor del 90% de las decisiones de compra que realizan los consumidores se toman de  manera inconsciente, es decir llevados por las emociones. Adelantarse, conocer de antemano  las emociones, es el objetivo del neuromarketing, por ello profundizan en el estudio de la estructura cerebral, las respuestas fisiológicas y cómo interactúan en el comportamiento humano, pues se sabe que son anteriores a las emociones. 

Como si de una exploración médica se tratara, el neuromarketing se lanza a la búsqueda de respuestas fisiológicas en el  consumidor discriminando las emociones una por una. 

 Para ello se vale de distintas técnicas como la medición de la actividad electrodérmica, a través de la cantidad de sudoración. La actividad cardiovascular, midiendo  el flujo de sangre por las arterias y venas, ritmo cardíaco y presión sanguínea. Un dispositivo colocado en las falanges de los dedos, lugar recomendado por  su elevado número de glándulas sudoríparas, ayuda al técnico a monitorizar las emociones con mayor fiabilidad. 

La actividad respiratoria,  la actividad cerebral mediante electroencefalograma o por medio de imagen  por resonancia magnética funcional, y otros dispositivos innovadores, cuyos sensores se colocan alrededor del cráneo; todo ello con el único fin de conocer los impulsos subconscientes del consumidor, emociones,  y lograr que éste compre. 

El puerta a puerta, las encuestas han dado paso a toda una fórmula que aúna tecnología y ciencia   médica  y psicológica, porque no me negaran que pareciéramos estar hablando de los quehaceres de  un laboratorio experimental. Esta nueva metodología de investigación registra las reacciones no conscientes activación, memoria, impacto emocional, atención visual, biosensores, electroencefalograma, el neuromárketing rastrea la reacción del consumidor ante un estímulo determinado, resultado que ni el mismo conoce. Esta información permite modificar una campaña publicitaria, un embalaje o el público al que un determinado producto va dirigido. Consciente o inconscientemente los mensajes publicitarios influyen en el receptor de forma innegable, modificando costumbres y actitudes e implantando nuevos valores y formas de comportamiento.  

Gracias a la liberalización de las rebajas en España, los comerciantes pueden aplicar descuentos y rebajas cuando así lo deseen, aunque en la práctica se mantienen los períodos estacionales de mayor interés comercial, invierno y verano. Las fechas y duración de las rebajas lo decide libremente cada empresario. 

Esta liberalización es la que  permite que en unos días, el 25 de este mes, el Black Friday de  el pistoletazo de salida a  las compras navideñas; llegado de Estados Unidos el “viernes negro” alarga su sombra hasta el CyberMonday y  las empresas extenderán  toda su artillería de precios rebajados y grandes descuentos con el fin de captar compradores, tanto en tiendas físicas como online. El CyberMonday es la cita más importante de comercio electrónico del mundo occidental, el primero a nivel mundial es  el Día de los solteros que se celebra en China el 11 de noviembre en contraposición nuestra  festividad de San Valentín. En la pasada edición del día de los solteros, una destacada empresa online alcanzó un volumen de negocio de 1.570 millones de dólares los primeros  “12 minutos”, el 'Black Friday' y el 'Cyber Monday' generarán un volumen de ventas superior a los 1.172 millones de euros, lo que supone un 10,6% más que el año pasado y el 6,4% del total del consumo 'online' de toda España, según los datos de la Asociación Española de Economía Digital (Adigital). Y es que estas jornadas de descuentos se han convertido en un auténtico negocio millonario, fenómenos consumistas sin  precedentes ni competencia

¿Pero en qué medida favorece al consumidor? Estar informados nos coloca en situación ventajosa, pero como consumidores tenemos la responsabilidad de asumir una actitud crítica que podemos y debemos ejercer. Que el consumidor desarrolle una actitud crítica hacia la publicidad es un reto hacia una nueva sociedad. 

 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481