“El Digitalino” habla al oído; susurra, a veces, canta, otras, sacude pero también relaja. Cómo no va a ser capaz de hablar al oído un medio digital al que, como un vecino de toda la vida, se le conoce con un apodo cariñoso. “El Digitalino” no es más, y no es menos, que www.sierradegatadigital.es. El caso es que el propio “Digitalino” me dice: “Solo soy el reflejo de toda esa gente, de esa buena gente”, y supongo que cuando me ha susurrado esto al oído se refería a esos que lo soñaron un día, los que lo engendraron y los que hoy lo alimentan, lo engordan y lo cuidan, y en esto último hay toda una comunidad de serragatinos que se sienten parte del Digitalino. Me ha permitido que le tutee, por eso insisto en su entrañable apodo: Digitalino.

Siempre es una satisfacción, para los que amamos la democracia y la libertad de expresión y sufrimos y disfrutamos de una incontenible curiosidad asistir al nacimiento de un medio de comunicación, pero lo es mucho más si asistimos, como en este caso, a su aniversario, su cuarto aniversario; pero vamos más allá, aún me resulta más satisfactorio si es un medio que ya galopa sobre las nuevas tecnologías, por no hablar de si es un medio que entre galope y galope no olvida poner los pies en la tierra para sentir eso: su tierra, su Sierra de Gata. Trota y galopa sin despegarse del terreno, ahí esta la grandeza del Digitalino.

Qué bueno y qué justo es sentir la proximidad de la información y la proximidad de los que te informan. Esa es la esencia del Digitalino, que se mueve entre los ciudadanos, entre sus gustos, sus deseos y sus fobias, sus curiosidades y sus ambiciones, sus recuerdos y las historias de sus mayores. Ahí está Digitalino porque la prensa de proximidad no es la que solo cuenta lo que sucede hoy en un pleno municipal o con la iluminación de las calles, que también, la prensa de proximidad grande de verdad es la que va despertando historias dormidas como “un vals corrido, una partida de rayuela y tabaco picado para fumar”, la que mantiene vivos a muchos nombres, como Fausto Cantero Roncero o Felipe Álvarez de Sotomayor o Telesforo Torres; es aquella que se zambulle en su cultura y eleva a los altares, “Mais sobri us selhus du pan”, “Era una vez una minina que vivía con sua mairi cerca de un bosqui...” , “Resolución du Parlamentu Europeo sobri as linguas amenazás de desaparición”…

Todo esto lo consigue Digitalino y recorre vuestras calles, entra en vuestras casas, se sienta al fresco con vosotros y, por si no fuera poco, consigue volar hasta llegar allá donde se encuentran serragatinos añorantes de su tierra, pero tan próximos a ella cuando llega Digitalino y les habla al oído. Esta es la grandeza que celebramos hoy y que esperamos celebrar año tras año. Enhorabuena y gracias de todo corazón por existir.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481