Los rebeldes rusos y un ejército europeo luchan en Hernán Pérez por el control de un mortífero misil

La Escuela del Bosque, en Hernán-Pérez, se convirtió en un escenario de batalla en el que jugadores venidos de diversos puntos de la región, recrearon un enfrentamiento entre rusos rebeldes y un compendio de fuerzas europeas. ¿Qué estaban haciendo allí? Jugaban al airsoft, un deporte surgido en Japón tras la Segunda Guerra Mundial que ha ido evolucionando hasta convertirse en una afición que se organiza en nuestro país alrededor de la Federación Española de Airsoft

Aguerridos soldados de Aircroft en Hernán-Pérez. ORGANIZACIÓN
Aguerridos soldados de Aircroft en Hernán-Pérez. ORGANIZACIÓN

El pasado fin de semana, La Escuela del Bosque, en Hernán-Pérez, se convirtió en un escenario de batalla en el que jugadores venidos de diversos puntos de la región, recrearon un enfrentamiento entre rusos rebeldes y un compendio de fuerzas europeas por el control de un misil (hábilmente construido para la ocasión con un tubo de pvc y cartón). ¿Qué estaban haciendo allí? Jugaban al airsoft, un deporte similar al paintball pero que utiliza en lugar de bolas de pintura, unas pequeñas bolas (0,20 mm) fabricadas con material biodegradable. Este deporte surgió en Japón tras la Segunda Guerra Mundial y ha ido evolucionando hasta convertirse en una afición que se organiza en nuestro país alrededor de la Federación Española de Airsoft. 

Para llevar a cabo el juego, una treintena de jugadores llegados desde lugares como Zarza de Granadilla, Plasencia, Coria, Cáceres, Navalmoral de la Mata o Jaraíz de la Vera, también desde Valladolid, se sumaron a tratar de impedir o lograr (depende del bando elegido) la destrucción del misil, el objetivo final al que se sumaban otra serie de objetivos repartidos por este albergue de la Asociación Juvenil Nutria, ubicado en las orillas del río Árrago. Pese a que la lluvia amenazó durante toda la semana, el juego se llevó a cabo sin problemas, añadiendo incluso un punto de dificultad que fue bien valorado por los participantes. Como parte de la convivencia, se llevó a cabo una tarde de reparación y mecánica de réplicas de airsoft, verdaderos mecanismos de relojería con baterías, cables, pistones, muelles, gomas, arandelas y un sinfín de piezas que hacen necesario su mantenimiento regular para conservarlas en perfecto estado. 

En esta ocasión, la Asociación Cultural Vetones, que ya viene celebrando en Hernán-Pérez desde hace dos años la Noche del Miedo, un circuito de pruebas y terror que el pasado agosto reunió en la localidad a más de 200 participantes entre actores y jugadores, ha querido plantear una nueva vía para la celebración de eventos orientada hacia la simulación y los juegos de aventuras. “Desde hace unos años se ha venido planteando el turismo de experiencias como una nueva forma de dinamizar la vida rural de la Sierra de Gata, este es un ejemplo de que hay muchos mundos por explorar”, con estas palabras se dirigían al digitalino desde ésta asociación, organizadora de la convivencia en colaboración con la Escuela del Bosque y Airsoftterritory.com. “Incluir en el circuito de actividades de ocio y tiempo libre nuevas opciones es algo necesario para crear a su vez nuevas oportunidades para la gente de la zona”. 

¿La próxima vez que los veamos en acción? Pronto. “A la gente le ha gustado la experiencia y vamos a repetir, será en marzo”. 

 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481