Esta Navidad, aumentan las partidas destinadas a regalos, viajes y ocio

Imagen de XimenaTroya.es
Imagen de XimenaTroya.es

La economía española despide el 2016 con más ánimo que en años anteriores. Baja el porcentaje de compras de segunda mano y los préstamos para hacer frente a las compras de esta  Navidad.

España se sitúa por delante de otros países europeos con intención de gasto, siendo la primera quincena de diciembre  uno de los períodos de mayor actividad de compras de todo el año. Pero incluso siendo este  un momento  más optimista, la tendencia es a reducir el endeudamiento familiar al mínimo, el nuevo consumidor se muestra más cauto, reparte sus compras,  mantiene el  hábito de buscar regalos útiles y a precios bajos, aunque finalmente el factor emocional se impondrá  y el gasto será más elevado de lo previsto. 

Por orden de preferencia, el dinero en efectivo es uno de los regalos más demandado, seguido por la ropa, libros, perfumes,  cosméticos y video juegos. Si hablamos de niños, los juguetes educativos lideran el ranking, seguido por libros, ropa y calzado.

  España se sitúa a la cabeza de Europa por la utilización del comercio móvil, a la hora de realizar las compras  crece el número de usuarios que utilizan un smartphone o una tableta electrónica. Es la opción más elegida a la hora de adquirir libros, moda, estética, ocio, etc. Y donde además se encuentran mejores ofertas y descuentos, una cuarta parte de las compras se realizaran a través de internet. 

Sin embargo para la compra de alimentos las tiendas físicas siguen siendo la elección más frecuente  sobre todo para aquellos que demandan un servicio de  asesoramiento especializado, o aquellos que siguen disfrutando de ir de compras. 

El futuro pasa obligatoriamente por integrar  las dos opciones,   es decir visitar una tienda física, ver y tocar los productos, probarlos, recibir el asesoramiento necesario y realizar el pedido online y la entrega del producto en el propio domicilio del consumidor. La decoración de los establecimientos pasa a segundo plano y pierden importancia los puntos de empaquetado de los regalos, que se relegan a un dispositivo en el que  es el propio consumidor quien se encarga de ello. 

En cuanto al gasto en  lotería según los datos del 'Estudio de consumo Navideño 2016', realizado por la consultora Deloitte cada  español gastarán 682 euros en Navidad, lo que supone un 4% más frente a los 655 euros del año pasado. 

Pero en Navidad tenemos una gran oportunidad de impulsar un consumo ético y responsable con el  medio  ambiente:

Apoya el comercio y productores de cercanía con compra de alimentos locales, productos frescos, naturales y de temporada, de esta forma se  reduce el transporte y las emisiones de CO2. 

No hay Nochevieja que se precie sin uvas, si estas son a granel, sin empaquetado,  mejor. Son pequeños gestos que sin embargo contribuyen a frenar el  gran impacto económico y social de un consumo desmedido.