Michelle Obama y su última cosecha

Michelle Obama
Michelle Obama

La primera dama de los Estados Unidos ha conseguido que su huerto sea el más publicitado a nivel mundial. Sin embargo, no es la primera vez que se ha plantado un huerto en la Casa Blanca. Fue la diplomática y activista Estadounidense, Eleanor Roosevelt, la que con su revolucionaria idea intentó cambiar los hábitos de alimentación de sus compatriotas americanos durante la Segunda Guerra Mundial.

Michelle Obama es una mujer carismática que no duda nunca en pasar a la acción. Para esta ocasión, vestida con camisa de cuadros junto a unos simples vaqueros, y unos zapatos cómodos en forma de deportivos, predicó con el ejemplo, y fue la primera en ponerse a recoger junto a 20 niños, los últimos frutos de su huerto ecológico fundado en el pasado año 2009. 

Un legado en forma de programa educativo llamado “Let’s move” (Movámonos), cuya idea reside en promover una alimentación saludable entre los niños y sus escuelas con la finalidad de luchar contra la obesidad infantil. Un huerto que también visitó Doña Letizia Ortiz en 2015 con tacones de Prada incluidos. La Reina es embajadora especial de nutrición por la FAO, la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas.

La importancia de la educación alimentaria desde la infancia

Las tecnologías han cambiado en nuestros hogares incluso la forma en la que alimentamos a los más pequeños de la casa. En este sentido, según el último estudio avalado por la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), siete de cada diez niños y niñas españoles comen mientras ven algún contenido audiovisual con una pantalla táctil, ya sea smartphone o tablet. 

Un estudio que no tendría una mayor importancia si no fuera porque los menores que mantienen este hábito tienen un sobrepeso mayor que los niños que comen saboreando la comida. Además, el 80% de los niños que hoy en día sufren obesidad lo arrastrarán durante toda su vida. 

Nos hemos convertido después de Grecia en el segundo país con más niños con sobrepeso de Europa. Por suerte, existen muchos profesionales públicos y privados luchando contra este nuevo problema llamado obesidad infantil. De esta forma, si eres un especialista en la materia con un gran sentido de la responsabilidad social corporativa siempre puedes utilizar Internet para difundir tu conocimiento a través de un blog  y de las conocidas redes sociales. 

Decía el reputado cocinero, Andoni Luis Aduriz en una entrevista en El País Semanal que: “la verdura con amor entra”. Es decir, una atmósfera positiva alrededor de la mesa cuando le demos a probar nuevos sabores a los niños nos ayudará mucho, ya que los humanos solemos establecer vínculos entre el contexto y lo que comemos. 

Por último, no olvidarnos de nuestra dieta mediterránea y de los cientos de recetas tradicionales de nuestro país ricas en verduras, legumbres, carnes blancas, y aceite de oliva. Del mismo modo, intentar cocinar con productos de temporada y no abusar de los hidratos de carbono. Por ejemplo, las lentejas son una excelente comida muy ricas en hierro con un gran número de antioxidantes y con numerosas vitaminas que dan al cuerpo una gran energía natural.